Cultura Rueda Chapaca

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cultura de Bolivia
 
 

Danzas

 

RUEDA CHAPACA

El chapaco es, en su generalidad, el tipo etnológico más homogéneo que actualmente habita en el Departamento de Tarija. Las mujeres son de una belleza sin igual, cuerpos gráciles y cimbreantes, en fin, es un conjunto de gracia y vida.

Este baile demuestra una policromía de colores, ritmo en la danza, rueda en la que lucen su garbo las chapacas, mientras rompen su endecha el erque y la caja juntos, destacándose hilos del deseo; amor que se transfigura en cada una de sus graciosos giros.

Como todos los motivos musicales bolivianos, la rueda chapaca es una danza acompañada de canto "coplas" de origen español.

Coreografía

Este ritmo es vertiginoso y el donaire en las chapacas, la gracia en los varones que al compás del erque y con la manta al cuello de la moza, siguen el son de la rueda. Al compás del violín, chapacos y chapacas, con la alegría en sus rostros salen al baile tomados de las manos, las mismas que se elevan a lo alto, mientras los pies en ágil zapateo marcan el compás que el violín que da con su ritmo uniformidad en sus movimientos y así el baile redondo sigue redondo en sus giros. El zapateado de pascua es emotivo, suave de gracia en esa mística, de la resurrección.


Vestimenta


El Chapaco lleva una camisa de lienzo ancha y holgada, pequeña chaqueta de cachinete, amplio pantalón de bayeta de color gris, calza ojotas con hebillas de plata o pequeñas botas de caña corta bien elaborada. Lleva en la cintura una faja de garbeados colores (chumpi); un cuchillo de hoja, poncho con color rojo oscuro; sombrero de alas grandes; en el cuello lleva un pañuelo de seda de colores chillones, el que sujeta con una sortija o argolla de plata. Por lo general aquellos que han tenido estudio que los denominan letraus o leídos se han adaptado a la vestimenta de la ciudad.

Las mujeres visten pollerita plizada, corta de colores claros alegres, camisa amplia y bordada, un saco de adornos, calza ojotas o botas de charol, usa manta de seda floreada o yerse y entre el elemento pobre, esta la lana tejida de “Caito”, atavío que muy bien podríamos comparar con una maja española.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal